Escribe y presiona Enter.

¿Cuál es la diferencia entre diamante y brillante ?

Aprende a diferenciar diamantes y brillantes

¿Sabrías diferencias cuando una joya lleva diamantes o brillantes engarzados? En el mundo de la joyería se dan ocasiones en las que diferenciar entre unas gemas o piedras preciosas u otras se convierte en una tarea muy difícil. ¿Quieres saber cuál es la diferencia entre diamante y brillante? En beaprincess entendemos la situación y vamos a darte una serie de tips que te ayuden con tu dilema. 

Aprende a diferenciar entre brillante y diamante gracias a los consejos de beaprincess y haz de los diamantes y brillantes tus mejores aliados. El secreto que estamos a punto de desvelarte te sorprenderá, créenos.  

¿Cuál es la diferencia entre diamantes y brillantes?

¿Cómo sé si mi joya es de diamantes o de brillantes? 

Lo primeo que vamos a desvelarte quizá te descoloque un poco, pero tras nuestra explicación lo entenderás todo. La realidad es que los diamantes y los brillantes no son dos piedras preciosas diferentes, ambos términos se emplean para referirse a la misma piedra preciosa. ¿Quieres saber en qué se diferencian ambos conceptos? Te lo contamos. 

Como bien sabes el diamante es una piedra preciosa considerada como uno de los materiales más duros del planeta. Cuando hablamos de diamante nos referimos a la piedra preciosa en sí. Sin embargo, cuando estamos hablando de brillante hacemos referencia a la talla de una piedra preciosa.  

Entonces, ¿qué relación existe entre diamante y brillante? La talla brillante o también conocida como redonda es el tipo de talla que más se utiliza en la piedra preciosa conocida como diamante.   

 

Como te contamos, el diamante y el brillante no son piedras preciosas diferentes como mucha gente piensa. Para aclararlo una vez más, cuando hacemos referencia al término diamante es sobre el mineral. En el momento en el que a ese diamante se le aplica un tipo de talla, en este caso la talla redonda, estamos hablando de un diamante de talla brillante. 

Anillo de Comprpomiso Agnes

Aspectos a tener en cuenta: las cuatro Cs de los diamantes

Por si no lo sabías existen diferencias entre unos diamantes y otros en función de su calidad. Para saber si un diamante es bueno o no existe una regla conocida como las cuatro Cs de los diamantes en la que se recogen cuatro características principales: el peso, el color, la talla y la pureza. Estos cuatro factores son básicos para que los maestros orfebres y las casas de joyas pongan un precio a sus diamantes.  

El color – colour 

El color es uno de los principales factores que mide la calidad de un diamante. El color de los diamantes se presenta en función de la densidad y la transparencia que tengan, estas características hacen que los diamantes no siempre tengan el mismo color.  

La forma de valorar un diamante por su color va acompañada en función de su transparencia, cuanto más transparente sea el mineral, mayor será su coste.  

El GIA o Instituto Gemológico Americano ha establecido una serie de normas que ayudan a una clasificación más precisa de un diamante en función de su color y su densidad.  

El corte – cut 

 

El corte de un diamante viene determinado por su talla, esto engloba características como sus proporciones, la simetría y si tiene acabado pulido o no. La talla de un diamante se refiere tanto a la anchura del diamante como a su profundidad.  

Si un diamante está mal cortado su apariencia se verá afectada y con ella su valor. El corte es el único factor que viene determinado por la habilidad de la persona que trate esta piedra preciosa, no depende de su naturaleza.  

Que un diamante tenga una buena talla contribuye a potenciar su luminosidad. Es decir, la talla de un diamante debe ayudar a que la toda la luminosidad que entra en el diamante salga proyectada. En resumen, la proporción entre anchura y profundidad debe ser la mejor para que proyecte la mayor cantidad de luz que entra en el diamante.  

La claridad – clarity 

La claridad de un diamante viene determinada por su pureza. Cuando hablamos de pureza nos referimos al número de imperfecciones que tiene el diamante.  

El diamante que se busca para elaborar una joya o cualquier otro objeto de valor debe ser lo más claro posible.  Cuantas menos imperfecciones tenga un diamante tendrá un nivel de pureza muy elevado lo que se corresponde con un precio mayor.  

El peso – carat 

El Quilate es la forma de medir el peso de un diamante.  La norma dice que el precio de un diamante aumente en función de su peso, cuantos más quilates pese un diamante más caro será. 

Entonces, ¿Por qué son más caros los diamantes en función de su peso? Actualmente es más difícil encontrar un diamante de gran tamaño que uno pequeño. Es decir, un diamante de 1 quilate siempre tendrá un coste más elevado que dos diamantes de 0,5 quilates debido a su rareza.  

Anillo de Compromiso Alba

Una vez dicho esto seguro que no vuelves a confundirte a la hora de diferenciar entre el diamante refiriéndote a la piedra preciosa y al brillante como la talla que puede tener. Con este truco sobre las cuatro Cs de los diamantes podrás valorar un diamante en función de su peso, su corte, su claridad y su color. ¿No conoces nuestras joyas con diamantes? Entra en beaprincess y descubre los mejores anillos de diamantes.

¿Te ha gustado?
Total: 1 Average: 3