Colgantes de oro

Colgantes de Oro

Entre la colección de joyas artesanales y de calidad que ofrece beaprincess a través de su plataforma web, además de encontrar anillos de compromiso, alianzas de boda, pulseras de oro, pendientes de oro y otros conjuntos de oro, también encontramos una amplia variedad de colgantes de oro para lucir con nuestras mejores galas en aquel evento importante o momento especial de tu vida.

Dentro de su gama de joyas de compromiso, beaprincess tiene una colección especial de colgantes de oro para simbolizar el amor entre dos personas, mediante la entrega de este presente tan especial. Por ello, la mayoría están realizados a partir de oro blanco y diamantes que representan esta unión.

 

Los colgantes de oro y su historia

Los colgantes de oro tienen una larga historia, ya que son utilizados como adorno que cuelga del cuello desde la edad antigua. Y, más concretamente, hablamos del primer colgante en la época paleolítica ya que se han encontrado algunos de los primeros colgantes a partir de excavaciones realizadas que así lo demuestran.

Aunque los colgantes siempre se han considerado un adorno puramente femenino, también son muchos los hombres que han lucido colgantes con diseños más masculinos en función de las diversas modas y estilos a lo largo de la historia.

Pero si seguimos hablando de los inicios de los colgantes de oro, es importante destacar que las civilizaciones que sí han sido muy asiduas al uso de los colgantes de oro como adorno y símbolo de poder y estatus han sido tanto la civilización romana como la egipcia.

Así, para los egipcios, los colgantes fueron una pieza clave de la orfebrería y eran confeccionados con un ancho particular. Asimismo, eran utilizados tanto por hombres como por mujeres por igual.

Por otro lado, los romanos fueron los primeros en realizar los colgantes de oro, siendo éstos los primeros colgantes de oro conocidos. Además, y en este caso, éstos eran tan largos que podían incluso dar varias vueltas al cuello y también estaban compuestos por piedras incrustadas que les otorgaban más belleza.

Por su lado, los griegos sí que limitaron el uso de los colgantes de oro a las mujeres y, en este caso, éstos estaban hechos en forma de cadena. 

Más tarde, y gracias al descubrimiento de los nuevos metales, así como consecuencia de la evolución de las técnicas de manufactura, los colgantes de oro fueron evolucionando cogiendo formas rígidas y teniendo diseños de todo tipo.

 

Simbolismo de los colgantes de oro

Actualmente, los colgantes de oro no se utilizan solamente para decorar nuestro cuello y ser utilizados a modo de complemento con un vestido de diseño o con un diseño especial para una gala o evento importante.

También hay otras muchas personas que utilizan según qué tipo de colgante de oro para mostrar su adhesión a una creencia o pertenencia a una institución determinada.

Sin embargo, en el caso de los colgantes de oro con los cuenta beaprincess dentro de su colección de joyería artesanal, encontramos aquellos colgantes de oro que simbolizan la relación entre dos personas y que además son utilizados como objeto decorativo.

Ahora solamente queda escoger el colgante de oro que más se adecua a tu manera de ser y mejor te defina, y además vaya con tu estilo de vida. Asimismo, es muy importante tener en cuenta a qué altura queda colocado  este colgante de oro ya que las personas que te conocen por primera vez es en la primera cosa en la que se fijarán.

Por último, y relacionado con los colgantes de oro que lucen las novias en el día de su boda, es importante decir que estos colgantes de oro, pese a no tener la misma importancia que la alianza de boda, representan un momento especial de la unión entre dos personas que se prometen la una a la otra.

Por ello, y para no restar protagonismo al vestido blanco ni a la alianza de boda en sí, normalmente los colgantes de oro que lucen las novias son bastante discretos aunque de muy buena calidad. Con un zafiro o piedra preciosa, estos colgantes de oro suelen combinar con la alianza de boda o anillo de compromiso de la novia otorgándole un toque distinguido a su atuendo.