Desde Marilyn Monroe hasta Rihanna; la historia de amor que tienen las mujeres con los diamantes sigue latente desde hace décadas. Incluso el anillo de compromiso de Napoleón, hecho de diamantes y zafiro para su querida esposa Josefina, que fue vendido hace unos años por una enorme cantidad de dinero, analizamos el significado simbólico que tiene esta atractiva piedra en el amor, la literatura y la vida.

¿Qué tienen los diamantes para ser tan cautivadores?

Los diamantes brillantes han inspirado a generaciones; su rareza, el valor, la forma en que reflejan delicadamente la luz, su dureza, siendo uno de los materiales más resistentes que existen, y por supuesto, su asociación con el romanticismo y el amor, algo muy extendido en nuestra cultura y sociedad. Y cautivando famosas, princesas y actrices como Grace Kelly, convirtiendo así estas piezas en iconos de verdadera belleza y exclusividad.

Grace Kelly Diamantes

La influencia de los diamantes es innegable, sin embargo y a pesar de su misterio y excelencia, curiosamente, a veces es mezclado con un sentimiento de tristeza, desilusión o peligro. Hablamos de la leyenda de la maldición del diamante de Koh-i-Noor, cuya fama mundial se puede encontrar en un texto hindú del siglo XIV que a menudo acompaña a la idea de lo que representa el diamante:

"El que posea este diamante será dueño del mundo, pero también conocerá todas sus desgracias"

Los diamantes y su papel en las novelas

En las novelas, los protagonistas suelen tener una fuerte ambición por las piedras preciosas: diamantes, esmeraldas, rubíes...etc que normalmente suelen conducir al peligro o a la decepción; se convierten en presa de una obsesión que no sólo gira entorno a las mujeres. Las minas del rey Salomón, una novela de aventura por H. Rider Haggard, fue escrita teniendo a los hombres muy en cuenta.

El libro cuenta con el intrépido aventurero, Allan Quatermain, que sigue el rastro de un mapa dibujado con sangre, con el objetivo de encontrar las minas de diamantes legendarios del rey Salomón por una región inexplorada de África, todo un viaje plagado de peligros y aventuras. Cuando finalmente los exploradores descubren los diamantes, se ven cegados con su obsesión: "En ese momento había algo tan ridículo en mi mente como la idea de comer y beber diamantes, comencé a reír escandalosamente, los demás hicieron lo mismo sin saber porqué. Ahí estuvimos de pie y gritando de risa sobre todas esas gemas que por fin eran nuestras".

Marilyn Monroe Diamantes

Canciones que suenan a diamantes

El éxito de la canción de Diamonds de Rihanna tiene un trasfondo triste, en el que habla del dolor que puedes llegar a sentir en una relación. En su vídeo, podemos ver a una Rihanna emocionada y triste, que tira de sus manos un conjunto de pequeños diamantes, para posteriormente, producir columnas de humo con ellos mientras se los fuma.

Sus fans más cercanos han comentado que esta canción habla de la historia de amor y los problemas que tuvo en su relación con Chris Brown.

También vemos como Rihanna se hace eco de otra canción inolvidable “Diamonds are forever” de Shirley Bassey; en la que compara los diamantes con las desilusiones del amor.

Más optimista fue Marilyn Monroe, con su canción Diamonds are a Girl’s Best Friend, en la que vemos a Monroe con un brillante vestida rosa y una dolorosa sensación de decadencia y desilusión pero que nos dice: "Todos acabamos perdiendo el encanto / Pero de corte cuadrado o en bisel  / Estas piedras no pierden su forma / Los diamantes son el mejor amigo de una mujer ".

El famoso anillo de compromiso de diamantes y zafiro

Anillo de compromiso de diamantes de Napoleon a Josephine

Hace unos años, el anillo de compromiso de diamantes y zafiro, regalado por Napoleón a su esposa Joséphine, fue vendido por más de 950.000$ en la casa de subastas francesa Osenat.

Un experto de Osenat afirmaba que era un anillo de diamantes y zafiro bastante simple, también comentaba sobre él que en la época en que Napoleón era un oficial joven y prometedor (que aún no rico), debía haber hecho un esfuerzo bastante grande para comprar un anillo de esta calidad. Sin embargo, incluso detrás de esta historia hay algo de tristeza, ya que ambos acabaron divorciados en 1810 cuando Napoleón se dio cuenta que su esposa no le podía dar hijos. Finalmente acabó casándose con la archiduquesa Marie Louise de Austria, para quien encargó el famoso collar de diamantes de Napoleón.