Joyas vintage, para novias diferentes.

 

Hay tesoros imperecederos que viajan a través del tiempo, como si de un amuleto mágico se tratara, para llenar nuestras vidas de un brillo especial. Pocas cosas hay que sean comparables a la sensación de ver una joya de principios de siglo XX y jugar a imaginarte en medio de un baile mágico, el baile de tu boda.

vintage_estilo_bodas

 

Un buen ejemplo es Estefanía alías Miss Cavallier célebre autora del blog misscavallier.com que escogió joyas vintage para su propia boda, decantándose por los pendientes GALA de beaprincess, y su anillo de pedida que pertenecía a la abuela de su marido.

pendientes_gala_vintage_oro_diamantes

Y es que las tendencias vuelven su mirada a otra época, se buscan piezas que poseen un valor intrínseco que te hagan soñar, especialmente en el gran día.

novia_vintage_pendienteswedding_details_jewelry

En la elección de unas joyas únicas, bellas y con personalidad, cada vez más novias y también más invitadas se decantan por una pieza vintage, siendo el romanticismo retro,  la tendencia más recurrente a la hora de elegir los accesorios. Vestidos con historia, puntillas heredadas, trajes únicos cargados de esencia y delicadeza y esa sofisticación del atelier de principios de siglo XX son las claves a la hora de elegir tanto el vestido como los accesorios. Y por supuesto, si todo tiene un aire vintage, el entorno ha de ser acorde.

 

Si en las joyas se buscan pendientes de estilo eduardiano y anillos estilo Art Decó por ejemplo, en el resto de accesorios prima la sencillez de unas flores en el pelo o un sencillo encaje, y a las manos, un ramo con rosas de té y colores desgastados.

 

La colección vintage de beaprincess precisamente incluye piezas inspiradas en las joyas de la época victoriana, época eduardiana y la maravillosa Art Déco de mediados de 1900. Una estudiada colección de pendientes vintage, anillos de compromiso y colgantes inspirados en épocas de esplendor con un cuidado diseño que te transportará y te hará brillar con ese toque tuyo tan personal y lleno de magia.