Lo vintage está de moda. Desde la decoración y la ropa hasta la joyería. Se trata de un estilo que, al desmarcarse de la modernidad y evocar al pasado, está reservado a gente con personalidad.

Elegir un anillo de compromiso vintage o de época es una elección para novias que quieran marcar la diferencia y salirse de los estándares, como el clásico anillo solitario de oro y diamante. Los anillos de compromiso de este estilo tienen su origen en el siglo XVIII y, sobre todo, la primera mitad del siglo XIX, durante la época victoriana, en la que la joyería experimentó un gran impulso creativo. A partir de 1901, durante la época eduardiana, los joyeros siguieron poniendo a prueba su imaginación en sus creaciones.

Más tarde, el Art Nouveau, el Art Deco, el Retro y la estética de los ochenta también afectaron a la joyería, que a menudo trató de reinventar las joyas de generaciones anteriores y adaptarlas a los nuevos tiempos.

Como en otros artículos vintage, normalmente los coleccionistas son los principales interesados en adquirir anillos auténticos de estas épocas, ya que tienen un elevado precio (siempre hay que desconfiar de lo barato que dice ser auténtico) y requieren tiempo de búsqueda y conocimientos para comprobar su autenticidad. Por eso la opción de adquirir réplicas o piezas inspiradas en la época es muy atractiva. Al fin y al cabo, si la elaboración es artesanal, sigue siendo una pieza única. La fabricación de muchos artículos de época se alargó mucho tiempo más allá de su período y es difícil discernir cuándo deja de ser vintage. A continuación describiremos un poco más detalladamente la historia de los anillos de compromiso vintage.

Anillos de compromiso vintage de la época georgiana (1714-1837)

La época georgiana, que incluyó los reinados de Jorge I a Jorge VI de Inglaterra, se caracterizó por su opulencia y majestuosidad, y eso impregnó a la joyería de ese periodo, que era casi exclusivamente utilizada por los ricos.

Los anillos de compromiso de esa época se hacían generalmente en oro amarillo, aunque a veces eran de plata bañada en oro, ya que su coste era menor. Podían tener una gran variedad de piedras de colores variados. Una característica inconfundible de los anillos eduardianos era la montura engarzada de manera que cubría la totalidad o la mitad del pabellón de la gema. Pocos en esa época se podían permitir diamantes, que eran relativamente escasos y sólo al alcance de la realeza y algunos nobles. Hoy quedan muy pocas joyas auténticas de la época georgiana.

Nunca se llegaron a producir en masa, y los joyeros las acostumbraban a valorar por sus componentes y no en conjunto, de manera que les desmontaban las piedras y fundían el metal para hacer más joyas. Por este motivo, con el retorno de la joyería vintage, hoy las réplicas y piezas inspiradas en este periodo son muy comunes y muy preciadas entre los que se atreven a regalar anillos de compromiso diferentes para sellar su promesa de matrimonio.

No obstante, no son tan comunes como las inspiradas en épocas posteriores, ya que se trata de joyas realmente alejadas del estereotipo que tenemos en mente como anillos de compromiso, empezando por el color de las piedras, como se puede ver en la imagen que hay a continuación.

Anillo georgiano de esmeraldas y diamantes

Anillos de compromiso vintage de la época victoriana (1837-1900)

El largo reinado de Victoria de Inglaterra fue especialmente prolífico en corrientes creativas, entre ellas la joyería, que era una de sus aficiones favoritas. Su gusto exquisito influyó en las tendencias no solo de la aristocracia sino de la clase media emergente europea y estadounidense que empezaba a llevar joyería fina propia de reyes y reinas.

Los anillos se elaboraban tanto de oro como de plata. El oro rosado se hizo muy popular, de manera que los coleccionistas que busquen joyas vintage de este metal, deberán buscar en la época victoriana. Durante el primer tercio de este periodo los anillos de compromiso se fabricaban con piedras brillantes en vez de diamantes, especialmente con la piedra zodiacal del signo de la novia. La misma reina se comprometió con un anillo de esmeralda, que era la gema asociada a su mes de nacimiento. A partir de que el imperio británico abriera las minas de diamantes en el sur de África en 1867, se popularizó su uso y se abarató su coste.

Se popularizaron los anillos de compromiso con diamantes, con formas que les cedían todo el protagonismo y dejaban la montura en segundo plano (solitarios). La tradición de regalar este tipo de anillos se empezó a generalizar más allá de la nobleza, que hasta entonces era quien podía permitírselos, y llegó a la clase media europea y estadounidense. Los llamados half hoops se hicieron tan populares que a principios de siglo XX todavía se vendían reproducciones de los originales.

Anillo victoriano de oro blanco y diamantes

En la actualidad se pueden encontrar bellas inspiraciones en los anillos de compromiso vintage de la época victoriana.

Anillo de compromiso vintage de la época eduardiana (1901-1910)

La época eduardiana debe su nombre al rey Eduardo VII, y se alargó lo que duró su reinado. Gran aficionado a viajar, el monarca marcó tendencia en moda, influido por los estilos y las artes de Europa continental. En este periodo las mujeres consiguieron un gran protagonismo, al obtener, por ejemplo, con las manifestaciones por su derecho al voto.

Los anillos de compromiso de esta época se caracterizaron por ser delicados y femeninos, a menudo con un diseño de encaje con hilo de metal precioso superpuesto a la banda del anillo. Se usaban tanto el oro como las piedras preciosas de colores como los rubíes, los ópalos negros, los zafiros y los peridotos, pero las creaciones más célebres eran de platino y diamantes, la combinación preferida del Rey.

Los diseños incluían guirnaldas, lunas, estrellas y flores, a juego con las sofisticadas prendas de seda y encajes que llevaban las mujeres de la alta sociedad. La mayoría se fabricaban ya a máquina, y algunos en masa, gracias a la Revolución Industrial que estaba en su pleno apogeo; los anillos artesanales eran ya muy raros. Eso abarató relativamente su coste y los hizo más asequibles a una parte más amplia de la sociedad.

Anillo eduardiano de platino con filigranas y diamantes

Hoy en día los anillos eduardianos auténticos pueden llegar a costar hasta 10.000 euros o incluso más, dependiendo de su estado. Por eso las parejas amantes de lo vintage tienen a disposición opciones muy interesantes, como los anillos inspirados en cada detalle de los diseños y materiales propios de ese periodo, mucho más económicos y hechos de forma artesanal, uno a uno, haciendo de cada joya una pieza auténtica. El anillo Blue Vintage de la colección de época de beaprincess es un ejemplo.

Anillo de compromiso vintage Art Nouveau (1890-1910)

El Art Nouveau se solapó con los últimos años de la época victoriana y con la totalidad de la época eduardiana. Se trataba de una corriente muy amplia, que surgió en Francia y en Bélgica como una revuelta artística contra los avances tecnológicos de la era industrial y establecía que el arte debía ser presente en la vida diaria de la gente.

Los joyeros de esta corriente se consideraban más artistas que artesanos, de manera que dedicaban un cuidado especial al elaborar exquisitas e impresionantes piezas inspiradas en la naturaleza. Fue un movimiento de corta duración pero con grandes contribuciones artísticas, y por eso algunas de las joyas de este periodo son altamente codiciadas.

Los anillos de compromiso de este corto movimiento artístico tenían el platino como metal precioso estrella, pero a diferencia de los anillos eduardianos, no usaban diamantes como motivo central (a menos que se usaran para elaborar formas de flores o rayos de flores), en cambio sí se usaban pequeños diamantes para ensalzar detalles. Se usaban sobre todo perlas y otras piedras preciosas como foco principal, y otros metales utilizados aparte del platino eran el oro (generalmente blanco aunque a veces también amarillo) y la plata.

Existen miles de réplicas e inspiraciones en el mercado de este tipo de joyas por su alta demanda. Fue una época en la que dibujar y usar formas femeninas, a menudo desnudas, escandalizaba a victorianos y eduardianos, por lo que regalar un anillo de compromiso vintage que emule al Art Nouveau es poner el acento en la feminidad y la sensualidad.

Anillo art nouveau con diamantes y formas florales

Anillo de compromiso vintage Art Deco (1915-1935)

El Art Deco reflejó dos décadas en las que la mujer alcanzó metas impensables durante la época victoriana. Durante la guerra, mientras sus maridos luchaban en el frente, las mujeres tuvieron que asumir los roles de cabeza de família, trabajar fuera de casa desarrollando roles asociados anteriormente a los hombres y empezar a ganar su propio dinero. Los Locos años 20, también llamados la Era del jazz, marcaron el comienzo de una nueva actitud hacia la vida que invitaba a vivirla al máximo.

Fueron los años en los que la mujer empezó a conquistar el derecho al voto, algo que le valió su emancipación y su independencia respecto al hombre. Los anillos de compromiso vintage de la época del Art Deco abandonaron el encaje y los diseños de filigrana del estilo eduardiano y los pasteles y suaves curvas de la joyería Art Nouveau para dar paso a colores más brillantes, líneas rectas y formas geométricas.

Muchos diseños de anillos de compromiso de estilo Art Deco incluyen elementos abstractos del arte egipcio, asiático o africano (la tumba de Tutankamon con todas las riquezas del emblemático faraón egipcio fue abierta en 1922 y eso influyó en las tendencias joyeras).

Los diamantes fueron la piedra preciosa más popular para los anillos de estilo Art Deco, y la mayoría de ellos eran de platino. Sin embargo, algunos anillos de compromiso de esta época también se hacían de oro o plata, y se combinaban con piedras preciosas de colores, como esmeraldas, jade y rubíes.

Anillo art deco de diamantes y rubíes

Hay inspiraciones exquisitas en la actualidad, a precios muy asequibles.

Anillo de compromiso vintage Retro 1935-1950)

El Retro se refiere al estilo de joyería que se hizo popular en los comienzos a mediados de la década de 1930, con la recuperación de los Estados Unidos del crack del 29 y la Gran Depresión, y continuó hasta el final de la década de 1940. Fueron los años dorados de Hollywood, que impregnó la moda de su glamour, incluyendo la joyería, que era fácil de identificar por un uso del brillante y pulido oro amarillo, rosa y verde. Las piezas eran grandes y atrevidas, tridimensionales, con diseños curvos y motivos femeninos como arcos, cintas, volantes y flores, todo a gran escala. Los anillos de compromiso vintage de este periodo usaban diamantes, diamantes y más diamantes, aunque no eran raros los rubíes, los zafiros o las esmeraldas, siempre de gran tamaño. El metal más usado para la montura era el oro blanco y el platino, mientras que el oro amarillo y el rosado eran menos comunes.

Anillo retro

En beaprincess te ofrecemos una selección de piezas inspiradas en las joyas de la época victoriana, época eduardiana y la maravillosa Art Déco de mediados de 1900 en nuestra colección Vintage.

Nuestras joyas se realizan de manera artesanal conservando el espíritu de las joyas vintage por lo que ninguna pieza es igual a otra.
Incluso podéis diseñar vosotros mismos vuestro anillo inspirado en las piezas más célebres de cada época gracias al servicio exclusivo de Designed by you.